jueves, febrero 09, 2006

La voz femenina agota al cerebro del hombre, el mío.

Según leo, hay un estudio centífico que afirma que la voz de la mujer cansa al cerebro del hombre. El mío, desde luego que lo cansan. Y hay voces, como la de Mariví que son tan incomprensibles para mi....Menos mal que todo esto tiene explicación científica. Ellas son las culpables, de todo.

2 comentarios:

Rbr dijo...

Creo que agotamiento no es la palabra, como somos superiores, nos da igual lo que nos digan, lo tenemos todo tan claro, somos tan prácticos, que no merece la pena complicarse con apariencias. ¿sabes que el agotamiento es un método para conseguir lo que se quiere? Ten cuidado

Luis García dijo...

Por supuesto que lo sé! Lo han utilizado mucho conmigo.Gracias por la adevertencia, colega.