domingo, noviembre 12, 2006

Todo tiene un final

Sí, y casi nunca te lo cuentan.

En las pelis esas que ven las chicas todo se termina cuando el tipo se la liga y se la lleva de calle (por ser finos), pero nadie te cuenta que después se vuelve una plasta que quiere que le digas "te quiero" tres veces al día, que quiere que te pongas al teléfono para hablar con su madre (puagh), que te gusten los gatos y así, más y más, hasta que uno dice que esto no puede seguir así. Entonces, ella dice que no, que no puede seguir así, se pone farruca y te pone las maletas en la puerta.

Y tú, pues empiezas a decirte que estás de p*** madre así, que te apetece volver a tomar las birras con Javi, que hace un siglo que no vas al cine a última hora, y ....vuelves a tu piso.

Y eso es lo único malo, porque lo que sí tenía de bueno la pedazo bruja esa es que lo tenía todo en orden.

No te queda otra que recuperar tus antiguos conocimientos de supervivencia en 13 pasos y, olvidándote de los de ligar (que hay que darse un respiro), empezar a cocinar, limpiar y combinar la ropa.

Vuelvo pues a la carga. Espero que alguno de vosotros siga por aquí, leyendo mis chorradas.

2 comentarios:

capi dijo...

por aquí andamos, poco pero andamos.

Rbr dijo...

si hay un final, también hay un comienzo, y éste siempre arranca con ilusión y nuevas formas......Ánimo que seguro que va bien....